Foto-Parto-Respetado-1

Comisión de Mujeres de la Cámara aprueba en general proyecto que promueve el parto respetado

Por 10 votos a favor, la Comisión de Mujeres de la Cámara de Diputadas y Diputados, aprobó hoy de forma unánime la idea de legislar el proyecto de Ley Adriana, que busca regular, garantizar y promover los derechos de la mujer, del recién nacido y de su acompañante, durante todo el proceso de gestación, preparto, parto y postparto, y aborto en las causales establecidas por ley,  además de sancionar la violencia ginecobstétrica.

La votación fue valorada por la diputada impulsora del proyecto, Claudia Mix (Comunes). “Celebramos la aprobación de hoy. Es un paso importante para lograr que los derechos de la mujer y del recién nacido no se vean más vulnerados durante el proceso de parto. Esperamos que su tramitación en particular sea expedita y que pronto podamos estar aprobando esta iniciativa en la sala”, afirmó la parlamentaria. 

“Desafortunadamente este proyecto quedó estancado por casi tres años en la Comisión de Salud, así que agradecemos a la Comisión de Mujeres y Equidad de Género por la celeridad que le han dado a esta iniciativa. La violencia hacia las mujeres debe ser erradicada en todas sus formas. No puede ser que existan circunstancias en que ésta se encuentre invisibilizada y naturalizada, menos en momentos tan importantes para sus vidas. Vamos a seguir trabajando para que tengamos luego una ley de parto respetado en Chile, porque la forma de nacer sí importa”, agregó la legisladora. 

Por su parte, María José Morales, directora ejecutiva de ParirNos Chile y vocera de la Coordinadora por los Derechos del Nacimiento, manifestó que “llevamos años luchando para que se garanticen los derechos del nacimiento y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y esta primera aprobación para la Ley Adriana es muy significativa. Como Coordinadora, nuestro compromiso es seguir trabajando para que prontamente tengamos como ley de la república la garantía de que la atención ginecológica y del parto y nacimiento será en un marco de respeto y acompañamiento digno, como siempre ha tenido que ser”.

“Reconocer la violencia ginecobstétrica no solamente es un acto de justicia para las mujeres y cuerpos disidentes, sino que el inicio de un camino de reparación para todas quiénes hemos sido víctimas, partiendo por Adriana Palacios y Trinidad, que hasta hoy esperan que el estado chileno les reconozca, como a muchas otras familias. Estamos iniciando un largo camino, pero confiamos que cada día más estamos más sensibilizados y movilizados para que avancemos hasta que sea ley”, enfatizó.

El Proyecto de Ley Adriana se llama así en honor a Adriana Palacios, quien en 2017 sufrió violencia ginecobstétrica y una serie de negligencias médicas que provocaron que su hija, Trinidad, naciera sin vida, rodeada de tratos irrespetuosos y denigrantes. En 2019, en tanto, la ONU reconoció la violencia obstétrica como una violación a los derechos humanos de las mujeres y ordenó a los Estados a hacerse cargo de esto. 

La iniciativa fue trabajada junto a la Mesa de Parto Respetado, conformada por distintas organizaciones de la sociedad civil, como la Coordinadora por los Derechos del Nacimiento que agrupa a organizaciones como Ginecólogas Chile, la Red Chilena de Salud Mental Perinatal, el Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO Chile), Maternas Chile y la Asociación de Matronas y Matrones de Chile (ASOMAT), entre otras.

Tras su aprobación en general, ahora comenzará la discusión en particular en la Comisión de Mujeres de la Cámara de Diputadas y Diputados.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email