31

Comunicado público

Como Coordinadora por los Derechos del Nacimiento, agrupación formada por organizaciones de la sociedad civil, que hace años están involucradas en la gestación y discusión de la “Ley de parto respetado y fin a la violencia gineco-obstétrica”, conocido como Ley Adriana, nos parece que lo ocurrido hoy en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género es una falta de respeto para tod@s quienes hemos trabajado para que este proyecto vea la luz.

Desde el mes de junio que nos hemos organizado, participando activamente en la discusión y perfeccionamiento del proyecto, exponiendo en al menos 5 sesiones, poniéndonos a disposición para resolver dudas y aclarar conceptos. Proceso que luego de un extenso debate, finalizó con la aprobación de la indicación sustitutiva en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género, el 23 de agosto de 2021. En ninguna de estas instancias estuvieron presentes las diputadas María José Hoffmann y Nora Cuevas. Cabe indicar además, que  ellas tampoco accedieron a reunirse con nosotras vía Ley de Lobby. 

Así, cuando luego el proyecto se votó en sala, las únicas indicaciones que se hicieron fueron las de los diputados Diego Schalper e Ignacio Urrutia.

Es por esto que fue desconcertante que hoy, durante la sesión de la Comisión, las Diputadas Hoffman y Cuevas, en coordinación con la representante del Ejecutivo, la Subsecretaria de Mujeres y Equidad de Género, María José Abud, intentaran boicotear el proyecto y modificarlo a última hora. Estas modificaciones restringen de manera grave los derechos de las mujeres, modifican los principios de la ley, eliminan normas relevantes y que protegen los derechos de las mujeres, personas gestantes y sus familias, sin además presentarse a dar las explicaciones pertinentes, tanto respecto del momento en que las indicaciones se presentan, como en lo relacionado a su justificación.

Lo ocurrido hoy en Comisión, es un acto más de violencia hacia el género, una falta de respeto tanto a las diputadas como a todas las personas que SÍ hemos trabajado en su redacción y que denota, además de ignorancia, una falta de empatía y de consideración hacia todas aquellas mujeres y organizaciones que llevamos años luchando para que este proyecto se transforme en ley.

Lamentamos que la UDI nuevamente, con una actitud además, displicente e indolente, trate de boicotear un trabajo responsable, expresado en una ley con perspectiva de género y que es producto de la discusión de diputadas serias, a quienes sí les interesa luchar por el bienestar de las mujeres y personas gestantes. 

¿Cuánto tiempo más tiene que pasar para que Chile pueda tener una ley que establezca los derechos para las mujeres y personas con capacidad de gestar en las etapas de embarazo, parto y puerperio?

¿Qué tiene que ocurrir para que las demandas de la sociedad civil sean acogidas por nuestr@s parlamentari@s?

Esperamos que en las próximas elecciones, toda la ciudadanía vote en conciencia, porque como sociedad civil y activistas no podemos permitir que este tipo de “honorables” sigan ocupando un espacio en el Parlamento. Una vez más, quienes, desde su visión reaccionaria, se dicen protectores de la maternidad, traicionan a las mujeres que representan, al momento de promover sus derechos y bienestar en el Congreso.

Agradecemos el apoyo de las diputadas que han trabajado, se han informado sobre este proyecto y han respaldado la importancia de legislar sobre este tema y que finalmente rechazaron estas indicaciones presentadas de manera tan irrespetuosa.

La forma de nacer sí importa y no descansaremos hasta que que #LeyAdriana sea una realidad.

Coordinadora Nacional por los Derechos del Nacimiento

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email