JAV_9595

Cierre de formación 2020

  • En una ceremonia realizada en La Compañía, una casona en Providencia, se celebró el cierre de la primera Formación Teórica Práctica de Psicoterapia en Violencia Obstétrica.

Este año 2020, fue muy importante para el Observatorio de Violencia Obstétrica de Chile. Lamentablemente la pandemia del COVID-19, trajo mucha vulneración en los partos en nuestro país, lo que nos hizo actuar con rapidez en post de los derechos de las mujeres, denunciando malas prácticas en los recintos de salud, además de prestar escucha y compañía para todos quienes recurrieron a nosotros.

Además, debido a la gran cantidad de casos, tuvimos la necesidad de lanzar nuestra primera formación, creada por una de nuestras directoras, la psicóloga Paulina Sánchez, lo que nos ayudó a dar respuesta a través de terapia a 21 mujeres y familias, víctimas de violencia obstétrica.

La formación contó con la participación de 21 psicólogas y una ginecóloga, provenientes de todo Chile y también de otros países, como Colombia. En sus 6 meses de duración las profesionales recibieron clases con destacados profesionales del área de la salud y salud mental.

Como OVO Chile, no descansaremos hasta que el parto respetado se haga costumbre.

⠀⠀⠀⠀⠀
El 2021 lanzaremos 3 nuevas formaciones, para kinesiólogas y matronas con Cekim Chile, otra para psicólogas y por último, para gestores del área de la salud con Hum Nacimiento.

Discurso realizado por la psicóloga y alumna Katherine González Maffud:

Julio fue el mes en que CONECTAMOS, así, conectadas en lo virtual y en un propósito común, insertadas en un círculo de poder, en medio de una formación que nos llamó a crear un espacio para que otras mujeres, pacientes, hermanas, amigas, madres, hijas, nunca más fuesen violentadas, una formación académica con activismo y encuentros semanales de energía conectiva, un camino con rutas para establecer guías de acompañamiento a relatos silenciados.
Conectamos con la violencia del nacimiento, de la gestación, del puerperio, tocamos el duelo y las pérdidas tangibles y simbólicas, conectamos con lo humano, lo divino y lo mágico de cada una de nosotras, hablamos del presente y lo ancestral, hablamos de cifras mundiales que nos horrorizaron, CONECTAMOS con la rabia, con la indignación, con el poder individual, mundial y colectivo, conectamos con el AMOR Y LA TERNURA, y también CON EL DOLOR y LA INCERTIDUMBRE.
De lo virtual pasamos a nuestros mundos más íntimos, conocimos nuestras casas, el sofá regalón, las que tejían, las que cocinaban, ordenaban, con la guagua en el pecho y el alma en el cambio, algunas tomaban apuntes, nos reímos y nos emocionamos con la misma intensidad y nos conocimos cada vez más, fuimos manifiesto de nuestra naturaleza y la pantalla dejó de dividirnos, porque simplemente dejamos demostrado que cuando disfrutamos lo que hacemos podemos con todo y cuando digo todo, es todo.
Compañeras, hoy estamos siendo parte de un cambio de paradigma, hemos acompañado un movimiento de creencias a nivel mundial y con ello hemos adoptado una gran responsabilidad, somos mujeres con distintas miradas pero con intenciones que nos dirigen a objetivos comunes, y en este espacio encontramos un nido para crear ideas, queridas compañeras ustedes son únicas, suficientes y poderosas, soy una agradecida de haberlas encontrado.
A nuestras Guías Paulina, Javiera, a todas nuestras profesoras, a Gonzalo muchísimas gracias, la formación fue gestada con amor, de eso no cabe duda, de ella se transmite la disciplina del saber del comprender, del cambio y del movimiento.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email